12 de junio de 2011

Sobre el papel

Papel,
blancor ciego,
asilo de palabras,
plantel que está esperando,
sábana virgen ansiosa de bordados,
lienzo que puede valer para sudario
o para lecho amoroso de una desposada.
Eres frontón de pared enjalbegada donde rebotan letras.
Eres factura inaplazable a pagar cada día, con palabras.
Papel, en ti navego cotidianamente apenas me despierto.
Es mi débil balsa una hoja blanca,
dejo en ella marcas oscuras dibujadas,
tan débiles, someras y delgadas
que inmediatamente se evaporan,
dejándome, cada mañana,
solo contigo,
papel.

8 comentarios:

Ángeles dijo...

No sé qué me parece más difícil de idear y realizar, si el contenido o la forma. O la combinación de ambos, of course.

Lan dijo...

A mí me parece que el contenido ha de primar siempre, porque la forma, es forma, y el que escribe puede hacerla. Sin contenido, la forma no tendría sentido o sería sólo huesos descarnados.
Saludos.

Metalsaurio dijo...

contenido sobre forma, blanco sobre negro...no siempre es fácil dar con el equilibrio.

Entrada muy original que tiene el buen gusto de homenajear al papel que, por lo general, poco caso le hacemos.

Un saludo.

Lan dijo...

Gracias, Metalsaurio. Hay quien dice que la poesía ha de hacerse en papel que, si no, no sale. ¡Qué sé yo!
Saludos.

Flor y Nata dijo...

Me sigue gustando tu particular forma de crear poemas. Te superas!

Lan dijo...

Gracias, Flor y nata. Es un entretenimiento, algunas veces, el jugar con las palabras.

Piel de letras dijo...

Caligrafía interesante la que has colocado. De trazos firmes y muy marcados. Con carácter, se me ocurre.
Bueno que sigas fiel a tus pagos de palabras, Lan.
Hay quienes se retrasan y les es muy difícil ponerse al día.

Un beso

Lan dijo...

Piel de Letras, en esto de los pagos de palabras no siempre es uno regular pero, cuando te retrasas, suele ser para volver con más brío.
Besos.