6 de noviembre de 2011

El valor de la educación

A la verdad, tantas veces mentada, no la reconozco y creo que, sólo alguna vez, la intuyo. Es la verdad perrillo encadenado al que, por cualquier medio, se le traza un recorrido. Como el aire, la verdad, parece cosa transparente pero, al contrario que éste, innecesaria. Con el tiempo conoces personas viciosas del dinero, del poder, del alcohol, del sexo o de otras cosas, pero esta sociedad avanzada y moderna, tan democrática, paciente, culta y moderada,  da en hacernos a todos viciosos de la pantomima. Porque la educación formal no es ya un valor, es, principalmente, una forma de proselitismo.

10 comentarios:

Beato Darzádegos dijo...

Bos días Soros:
Bien dicho.
Hablan de adoctrinar y para ello si es necesario recurren siempre en poner freno al pueblo. Si desean avanzar con el estudio los ponen trabas.
Se venden y compran estudios para hacer más diferentes a las clases.
Ven en muchas cosas la posibilidad de extraer beneficios cuando el beneficio está en los resultados posteriores individuales, en la colectividad. Intentan enriquecerse con la cultura, de la ignorancia y criar peones que los sirvan. Feudalismo duro, manejado. Determinismo social, para los hijos de...Exclusión.
Son lo que son.

Quién siembra mies, mies recoge.
Quién siembre mier, mierda recoge.
Algún día se mancharán las manos, de momento ya huelen.
Porca miseria.
Deica logo amicus.

zeltia dijo...

Porque la educación formal no es ya un valor, es, principalmente, una forma de proselitismo.

leo la frase y se me escapa el significado que le quieres dar...

Lan dijo...

Es casi contradictorio que una persona tan intuitiva se desfogue con tantas palabras pero, he de reconocer, que casi siempre atinas.
Saludos, Beato.

Lan dijo...

El proselitismo de lo políticamente correcto que, despacito, va acabando con casi todo. Es una especie de educación moderna que se vuelca en las formas para olvidar la verdad o las verdades.
Pero, llevas razón Zeltia, con cien palabras a veces me sobran pero, otras veces, no llego.
Saludos :-)

Ángeles dijo...

Exacto, Lan, como en todo, parece que en la educación lo que prima es la apariencia, las formas, la estética.
Ahora en educación es todo muy bonito, moderno y avanzado; muy ideal y técnico; muy de recursos y medios tecnológicos; muy europeo y futurista... pero, ¿se aprende o no se aprende? Sobre todo, ¿se aprende a pensar y decidir, o solo a repetir lo ya pensado y decidido por otros?

Isidro dijo...

No estoy de acuerdo que en este comentario no hayas llegado, como tú dices.
Es más, sabes de sobra, que hasta te han sobrado palabras.

Un abrazo.

Lan dijo...

Ángeles, ya casi todo lo hacen por nosotros. Y, ante las elecciones, tengo una duda: ¿A quién votar?
Con los gobiernos inoperantes y viendo que no se presentan Merkel, Sarkozy, Standard & Poors ni todas esas agencias y entidades que lo deciden todo por nosotros, tengo mis serias dudas de si tiene ahora algún sentido el voto. Porque antes se votaba a unas ideas pero parece que ya no existe otro ideario que el de la economía y sus todopoderosas entidades internacionales.

Lan dijo...

Gracias, Isidro, tú siempre tan generoso.
Saludos.

Piel de letras dijo...

Pues he de decirte, que el proselitismo que se maneja en mi lado del charco mediante la educación formal, es un triste desfiguro.
Lamentablemente muchos, la gran mayoría siguen creyendo a pie juntillas lo que cree estar viendo.
"Mono ve, mono hace"

Lan dijo...

Quién mejor que tú para saber de este tema.
Saludos, Piel de Letras.