27 de diciembre de 2011

Ni positivo, ni negativo: el pensamiento

Pronto o tarde llegamos al convencimiento, cuando no nos llevan a él de un modo u otro, de lo inconveniente que es todo lo que nos gusta. Así nos procuramos la infelicidad privándonos de ello o, haciéndolo, nos mortifican los remordimientos y somos infelices igualmente.
En definitiva, el tiempo pasa y, sin embargo, hay que ver, en la vida, el tremendo trabajo y los esfuerzos que a casi todos nos cuesta el no llegar a ningún sitio.
Y, que conste, que no lo digo por mí que, dentro de un par de horas, me voy de viaje. Caiga quien caiga.

9 comentarios:

Aldabra dijo...

¡¡Como me alegro!!

No digo que te envidio porque no soy muy viajera y en casita me lo paso muy bien pero tampoco está mal viajar.

biquiños,

Descalza dijo...

¡Ah!, ¿conque de "pata de perro" otra vez?
Que lo disfruten mucho. Si comienzas el año nuevo viajando, ese será tu sino dentro de todo el 2012... me han contado ;-)

Descalza dijo...

... mira lo que son las cosas, la verificación de la palabra es "palos" ¿será eso también por todo el 2012?
Jejeje
Luego te digo lo que en México, en ciertos contextos significa "palos".

zeltia dijo...

pues espero que no haya tenido que caer nadie, y que a esta hora descanses feliz, cerca de algún camino.
Siempre te deseo para tí lo que tú desees.

Ángeles dijo...

Es verdad, entre las privaciones y los remordimientos cuando no nos privamos, nos tienen siempre insatisfechos.
Esperemos que no inventen alguna teoría sobre lo perjudicial que es leer, ver películas, viajar, reirse a mandíbula batiente, acariciar a un animal, plantar flores, y esas cosas que a algunos nos hacen felices.
Buen viaje y a disfrutar sin miramiento.

Lan dijo...

Gracias, Aldabra.
Bicos y un buen año.

Lan dijo...

No es mal sino, Descalza, si resulta ser cierto.
También en España esa palabra en singular y en plural tiene bastantes acepciones. Ya me dirás.
Gracias.

Lan dijo...

Así no corres el riesgo de equivocarte, ¿eh, Zeltia?
Muchas gracias.

Lan dijo...

No des ideas, Ángeles, que todo puede andarse.
Muchas gracias.