21 de diciembre de 2011

La mirada vieja


Obsesionado por la vieja muerte, camina incansable el cazador buscándola. La aleación de la vida y la muerte no le deja dejar de pensar. El retorno a la ansiada soledad gratuita del quedo monte es una droga que redime de esa soledad ruidosa, adorno de la vida. Inconsciente de que es locura querer ajustar nada con la vieja, prosigue pertinaz, sin un destino. El mismo sol que deshizo la escarcha le dice adiós con su mirada horizontal y, entre el inicio de las sombras, cada vez más frías, vislumbra, en un momento, la mirada quieta con que la muerte mira.

12 comentarios:

Aldabra dijo...

esun texto de varias lecturas, a la primera no lo capté...

creo que puede leerse muy bien las frases como si fuesen versos.

con la muerte no hay nada que hablar, sólo hay que rendirse y aceptar su llamada.

biquiños,

Descalza dijo...

Igual la cacería es un deporte que no entiendo. De lo que no se comprende es mejor no hablar. Pero si lo disfrutas tan intensamente como pareces hacerlo ME ALEGRO MUCHO POR TI.
Goza, amigo. Goza de tu merecida jubilación del modo que mas te guste.

Abrazos fuertes, besos leves.

Lan dijo...

Eso, Aldabra, no lo sabremos hasta el momento justo.
Bueno, si alguna de las lecturas te ha gustado, me alegro.
Bicos.

Lan dijo...

¿Cacería? ¿Deporte? ¿Jubilación?
¿Tú crees que el artículo trata de eso?
Saluditos, Descalza.

Descalza dijo...

Pues mira, Lancito; la imagen es de una liebre muerta colgando de las patas. El texto comienza con el caminar de un cazador buscando dar "matarile". "Dicen" que la cacería es un deporte. Mi cerebro unilateral, mono-neuronal y prejuicioso sumó 1+1+1
Lo de la soledad gratuita, luego ruidosa para redimir y aterrizar en la romántica y contundente frase del final (muy buena por cierto) ha sido soslayado ad propositum

Con mi cariño y mejores deseos para el año nuevo.

zeltia dijo...

a mi me ha dado un escalofrío

Lan dijo...

Gracias, Descalza, por las puntualizaciones.
Que el año venidero sea también bueno para tí.

Lan dijo...

A mí también, Zeltia, por eso lo escribí.

Anónimo dijo...

Hala, menuda es ella para con tanta décima y melancolía.
Vas en busca de la soledad, llevas un palo de muerte para dar eso a los tranquilos pobladores campestres del tranquilo monte hasta que llega el de la estaca mortífera. Ajustar el cañón en suicidio? Ni por asomo. Una cosa buena del que lo practica es que nadie te puede decir qué rumbo tomar. ¿Vos perdiste...? Diría un argentino.- No qué va, respondiste, es que esto es así, sin rumbo, al que le toque. Un sol matador, pero sin justicia, de hielos no suele tener mucha fuerza para levantar-se y romper el hielo allí donde no incida. Es que entre tan parco y romántico paseo por la campiña con esa intención sólo puede ir uno pensando en parcos pensamientos, bien por par-co o bien por non-as. Pero incluso ambas, incluso truco o trato.
Huala…
Breves Deica

Lan dijo...

Gracias, Beato, por tu comentario. Siempre es bueno escuchar lo que a otros les sugiere lo que escribes.
Saludos y felicidades por tus agudas impresiones.

Beato Darzádegos dijo...

LAN, la satisfacción es mía el escribir aquí aunque sea d broma o con comentario jocoso.
Grandes saludos amigo y un gran año a raudales, por añadir algo
Deica
[Hace un tiempo que ando ocupado y por ello tengo el blog tranquilo. Ya veré de aquí a un tiempo. Agur aita...jeje]

Lan dijo...

Gracias de nuevo, Beato.
Ánimo con tu blog.
Saludos.