26 de enero de 2012

El insensible

-    ¡Ay!, ¿qué estarás pensando?
-    Nada. Miro la tele y me quedo relajado. Es el único modo de conseguirlo.
-    Bueno, pero, algo pensarás.
-    Pues, tendría que hacer el esfuerzo de pensarlo. Y no quiero.
-    Pero, es que pones unas caras.
-    Mujer, no sé.
-    Pero es que a mí, cuanto te miro, me vienen oleadas.
-    ¿Oleadas?
-    Sí, oleadas. ¿No me entiendes?
-    Creo que sí.
-    Y a ti, ¿no te pasa lo mismo?
-    A mí, lo que me pasa, es que cada día me recuerdas más al mar.
-    ¿Por su inmensidad, su profundidad, su belleza, sus continuas oleadas, quizás?
-    No, porque me mareas.

10 comentarios:

Aldabra dijo...

me encanta el humor inteligente, como este tuyo... es fantástico... son como diálogos surrealistas pero que podrían ser ciertos.

y te advierto que no me río con cualquier cosa, ni con esas pelis que casi todo el mundo dice reírse...

como para otras muchas cosas, para el humor soy muy mía...

que no digo que tu diálogo sea humorístico, pero si que empleas bien el humor o la ironía, debería de decir...

esas oleadas me recordaron los sofocos que me produce la pre-menopausia...

je je je

bueno, también pensé en otra tipo de oleadas pero como no tengo confianza (de momento) contigo/Vd. no puedo decirlo.

biquiños,

Anónimo dijo...

Como mola, cómo mola la ola...jaja
Genial, Lan...
[Las aliteraciones son a propósito]
Breves.

Insumisa dijo...

¿Chistoretín mañanero?
jejeje

A mi me marea la gente que habla DEMASIADO. Hablan, hablan y no paran, e igual no dicen mucho... solo hablan. Cuando me topo con una entidad de ese pelo, me evado mentalmente.

;-)

Lan dijo...

En muchos relatos, Aldabra, hay un humor soterrado. Hay quien lo pilla y quien no. Y me alegro de que tú lo aprecies.
Y, ciertamente, las oleadas a que se refería la mujer en el relato eran de cariño.
Bicos.

Lan dijo...

Gracias, Beato, me alegro de que te gustara.

Lan dijo...

Haces muy bien, Insumisa. En tu caso, yo haría lo mismo.
Saludos.

Trolling like crazy dijo...

"Las mujeres son como los bosques: misteriosas y llenas de lobos".
(Malcolm in the Middle)

Lan dijo...

Amigo Trolling, sin despreciar tu cita, las mujeres han sido para mí como praderas: tiernas y llenas de flores.
Seguramente he tenido suerte.
Gracias, amigo, por tu comentario.

Insumisa dijo...

¿Tiernas y llenas de flores?
¡Wow!
¡SUERTUDOTE!
En este lado del charco hay praderas con ortigas, calillas y matavenados.

;-P

Lan dijo...

Estoy seguro, Insumisa. Pero yo hablo de mi caso. :-))
Y que haber, como tú dices, las hay también por aquí de todas clases.