3 de febrero de 2012

Los Modorriles

Las ovejas modorras, a causa de una larva en el cerebro, se quedan así: modorras. No sé si en este paraje contraerían la enfermedad o simplemente se amodorraban, que también significa adormecerse. Pero, en estos pagos, sobre haber lo que en todos: llanos, laderas, fuentes, conejeras y corrales, hay dos ermitas, la de la Soledad, sentimiento abundante del que no se carece en ningún sitio, y otra, ésta probablemente única, de la Virgen de las Espinillas que, a mí, se me antoja una virgen adolescente y vergonzosa, con el candor de una corderita amodorrada, vamos, una virgen creíble.

6 comentarios:

zeltia dijo...

seguro que te pateaste toda esa zona.
cuantas cosas aprendes! lo de la virgen de las espinillas, las ovejas modorras...
no puedo evitar sentir envidia y admiración por todo lo que tus botas llevan andado.

Lan dijo...

Si te vas a pie, Zeltia, por cualquier lugar, siempre se encuentran cosas que llaman la atención y que dan para imaginar o para escribir.

Aldabra dijo...

jamás oí eso de las ovejas modorras,ni idea, tampoco oí hablar de la Virgen de las espinillas, tienes razón en pensar eso de ella.

¡no sé tantas cosas!

gracias y biquiños,

Lan dijo...

No me extraña, Aldabra, ni una cosa ni otra. El censo de vírgenes y de santos no conoce fin y de las pobres ovejas no se acuerda nadie. Pero qué bonito resulta saber tantas cosas inútiles. :-)
Bicos.

Insumisa dijo...

Yo he de ser oveja por parte de... de padre no, porque mi pa se parece mas a un coyote o un zorro (astuto el viejo). Tampoco de madre, porque mi ma se parece mas a una diva que a una oveja. PERO de que a veces me amodorro, ME AMODORRO.

Lan dijo...

¿Oveja tú? Ni de broma.
Pero todos nos amodorramos, siquiera por dejar descansar a veces a la cabeza. Debe ser necesario.
Saludos, Insumisa. Una insumisa modorra no es frecuente.:-)