11 de abril de 2012

Masajes


Caminando por las calles de cualquier ciudad uno encuentra ofertas que, seguramente en muchos casos, combinan terapia con placer o, más radicalmente, con vicio, palabra ahora en desuso.
Se ofrecen muchos masajes: antitoxinas, relajantes, linfáticos, estéticos, sedativos, descontracturantes, con barro, con chocolate, digitopuntura, quiromasaje, gestáltico, hawaiano, adelgazante, erótico, reflexológico, hidroterápico…
Se me ocurre que medicalizar lo sensual lo dota de una recomendable seriedad y consigue asiduos devotos de cada técnica. Pero, ¿no nos llevará la crisis a algo más directo? Pongamos, por ejemplo: Pajas low cost, totalmente castas y antiestrés,  personalizadas y con sorteo de un viaje al Vaticano.

6 comentarios:

Aldabra dijo...

¿Dónde hay que apuntarse?... je je

El otro día ojeando un periódico precisamente me fijé en la página de contactos para ver en qué medida afectaba la crisis y de verdad que tu anuncio no va tan descabellado porque los precios eran de risa, te lo digo en serio.

biquiños,

Lan dijo...

¿Cómo descabellado, Aldabra? Pero si vivo con los pies en el suelo. Y, si alguna vez en mi vida viví en un piso compartido, te aseguro que lo hice con un Certificado de Cohabitación Casta expedido por el Obispado correspondiente. No te digo más.
Bicos.

zeltia dijo...

anteayer estaba yo en un semáforo y pensé eso mismo. (yo solo pienso en los semáforos, al volante, mientras espero la luz verde)
lo de los masajes, lo de la crisis y tal.
Incluso llegué a plantearme si coger el traspaso de una de estas clínicas de estética de barrio donde ya nadie va y está la pobrecita esteticista haciéndose las uñas a ella misma el día entero, y comiéndose las algas de los masajes, y montar un negocio de pajas. eso sí todo muy aséptico, batas blancas, y zuecos de hospital y, por supuesto, contratar a una fisioterapeuta titulada, que lo cortés no quita lo valiente.

será casualidad esta coincidencia...?
yo ultimamente ando mosca con eso. Por ejemplo, ahora me voy a mi casa, que es la hora, y se ha puesto a diluviar. Igual es por algo. Para pillar una mojadura, principalmente.

buen finde!

Lan dijo...

La publicidad, Zeltia, ha creado tal maraña de palabras que ya no se llama a nada por su nombre.
Seguro que es una coincidencia. Pero una más entre los que nos da por pensar cosas y escribirlas. Y siempre da un poco de calor el encontrar, en otros, cosas que tú pensaste.
Y cuidado con las mojaduras.
Ya se pasó el fin de semana. A mí hasta me nevó. :-)

Descalza dijo...

Me da que pensar. Entonces, lo de aquellos "masajes relajantes con final feliz", ¿son un eufemismo para coito con orgasmo incluido?

¡Mira tú, de lo que viene una a enterarse por la red!

¡Santa de la pata mocha!, ¡¡¡golpes de pecho hasta sangrar!!!

Lan dijo...

No me digas que no lo sabías.
Pues sí que vas descalza por la vida, Descalza.