2 de mayo de 2012

Lo que dijo el de la aldea


-        Éste es de la freguesía de Vilar Formoso.
-        Y, ¿qué tal con los españoles?
-        Bien. Como hermanos.
-        Nosotros venimos mucho a Portugal y desde hace muchos años –dice el viajero.
-        ¿Y qué os parece?
-        Nos gusta mucho. Para nosotros es nuestra segunda casa.
-        Y, cómo no. Si los españoles no queréis a los portugueses, ¿a quién vais a querer en el mundo? – dice el de cerca de Vilar Formoso con una mezcla de orgullo y sencillez.
Y, el viajero, no tiene contestación y calla, porque le parece que lo que ha dicho el de la aldea está lleno de razón.

14 comentarios:

. dijo...

Lan, creo que tenía una idea equivocada o, posiblemente, tuviera algún trago amargo en su día y en ese saco introdujo a todos. No debe él generalizar (aunque a mí esta palabra no me guste nada ,"generalizar"), deja entrever su escueto y corto mundo. Dudo que reconozca más allá de una historia muy local, incluso a unas historias pasadas.
No lo creas.
Continúa tus viajes por esos lugares que tanto nos gustan. Muchos los sentimos como tú.
[Cómo dice Siniestro Total: "menos mal que nos queda Portugal"]
Salud y libertad

Aldabra dijo...

pues desde mi humilde opinión creo que los españoles no queremos a los portugueses y menos antes que ahora...

sinceramente creo que siempre nos creímos mejor que ellos y los miramos por encima del hombro.

biquiños,

Lan dijo...

Seguro que tú, Beato, sabes más que yo de estas cosas pero, sin embargo, me gustaron las palabras del de la aldea y me dejaron pensativo.
Saludos.

Lan dijo...

Puede que lleves razón, Aldabra. Sin embargo, te aseguro que no es mi caso. Probablemente conozco Portugal tanto como pueda conocer España y siempre fui allí muy bien tratado. Tal vez, en los últimos 30 años, hayamos ido a Portugal unas 50 veces y no sólo a las grandes ciudades, sino también a aldeas perdidas. Lo de nuestra segunda casa es verdad.
¿Cómo nos mirarán a nosotros los franceses, los alemanes, los ingleses...?
Bicos.

Ángeles dijo...

Yo de Portugal solo conozco Lisboa y Sintra, y en cuanto pueda me planto allí otra vez. Y los pocos portugueses con los que he tratado me han parecido personas muy amables y simpáticas.

PD: la foto me encanta.

Aldabra dijo...

quede claro que yo nunca miro a nadie por encima del hombro, sólo hablaba en general por lo que he observado a lo largo de estos años... a mí me encanta Portugal... estuve ya algunas veces y siempre me deja una buena sensación.

biquiños,

. dijo...

Yo, al menos lo he tenido siempre claro...Me he encontrado allí como en casa.

Lan dijo...

Hay un libro de José Saramago, Ángeles, que se titula "Viaje a Portugal". Es una buena guía para conocer lugares a los que, de otro modo, nunca irías.
Te animo con lo de Portugal.
Un saludo.

Lan dijo...

De eso estoy seguro, Beato.

Lan dijo...

Algunas veces suelo, Aldabra, mirar a alguna gente por encima del hombro, pero es solamente porque son muy bajitos y no que queda más remedio. ;-)
Bicos.

Aldabra dijo...

ja ja ja... ¡vaya!, a mí tendrías que mirarme por encima del hombro porque yo soy muy bajita... ;.)
biquiños,

Lan dijo...

En tu caso, Aldabra, me agacharía un poco.
Bicos.

zeltia dijo...

pues no me extraña que te quedaras pensando:
la respuesta da para mucha meditación...

tiene razón Aldabra: yo he oído a algunos coruñeses reirse de los portugueses que, hace años, llegaban en autobuses de excursión, paraban en el centro de la ciudad, y allí se bajaban todos con sus bolsas de los bocadillos y los tuper, y se sentaban en los bancos de la calle, en los bordillos del césped de los jardines y allí se comían su picnic tan felices y sin vergüenza, como debe ser. Y muchos de mis conciudadanos con sonrisita de superioridad.
De hecho, a mí, que me encanta comer de picnic, y no me corto de sentarme en la mismísima estatua de María Pita si hace falta a comerme un bocadillo de chorizo, me han dicho varias veces: "hala, tú como los portugueses!" o "no me seas portuguesa".
A mi los hombres portugueses, las pocas veces que fui a portugal, siempre me dicen cosas bonitas.
Siendo vieja y todo.

:-)

Lan dijo...

Lo creo, Zeltia.