13 de junio de 2012

Fuera del euro, hay vida


El Estado pide prestado a esa Europa que se predicó de los ciudadanos y en la que ya nadie confía. El objetivo de España, Rajoy dixit, remedando al Quijote, es salvar el euro. Grandiosa empresa. ¿Estamos locos? Pero, ¿para qué? ¿No ha sido el euro monopolio de industriales y banqueros?, ¿hemos de rescatarles entre todos?
Si nadie tiene interés, en el doble sentido, en las personas, ¿qué interés tenemos nosotros, los ciudadanos, en salvar el euro?
La Europa de los ciudadanos era una falacia. ¿Por qué nos quieren convencer aún que es cosa nuestra?
Para pagar. No hay otra cosa.

2 comentarios:

Aldabra dijo...

creo que con lo que dije en el post anterior ya está todo dicho...

no sé de economía ni de muchas cosas pero lo que tengo claro es que todavía no se ve la luz al final del túnel... todavía caminamos por la negrura, donde todo es corrupción e inmundicia.

biquiños,.

Lan dijo...

Estamos tan absorbidos por problemas que no hemos creado que me ha parecido refrescante el pensar que, fuera de todo este berenjenal, sigue habiendo vida.
Uno, como tantos otros, antes cobrabra por su trabajo en pesetas, luego en euros. Nada hice por beneficiar a una moneda ni a otra, ningún negocio, ninguna especulación.
¿Por qué me quieren hacer responsable de lo que ocurre? ¿Por qué he de arrostrar la consecuencia de algo que no tiene que ver conmigo?
Creo que la única responsabilidad que tenemos los ciudadanos es no habernos levantado, aunque algunos lo hayamos hecho en la medida que hemos podido, contra nuestros políticos.
Bicos.