27 de noviembre de 2012

Al genio, un respeto



Es un genio. Contestará sagazmente a vuestras preguntas. Pero, cuidado, formuládselas bien, no cometáis errores. La precisión es su máxima. Es una persona acostumbrada a la exactitud pulcra de su ciencia. No probéis con preguntas que vayan más allá de la evidencia, le es ajeno todo aquello que no pueda probarse. Se revolverá contra vosotros si pretendéis ver más allá de que lo blanco es blanco. No preguntéis con segunda intención, tiene un pensamiento cartesiano, estricto, sin adobos. No molestéis con tonterías al eminente especialista.
-        Y dónde entrevistamos al Premio Nóbel de Física.
-        No, hombre, no. Si es a Mourinho.

4 comentarios:

Ángeles dijo...

El Mourinho este es un futbolista, ¿no? Se ve que mucha imaginación no debe de tener, el hombre.

Lan dijo...

Sí, Ángeles, fue futbolista y ahora ha llegado al generalato del fútbol: es entrenador. Pero él se cree más. De hecho es todo un personaje.

Aldabra dijo...

creo que Mou no te cae bien, ¿verdad?, a mí tampoco, y no hablo de su saber futbolístico (que seguro que lo tiene), hablo de su forma de hablar.

biquiños,

Lan dijo...

También tiene su mérito convertir un juego de pelota en algo trascencente que deslumbra a miles de personas. Pero tomarte a ti mismo tan en serio no me parece bien, Aldabra.