10 de noviembre de 2012

La marca España



El director de la empresa informática Hispasofty estaba orgulloso de sus programas. De hecho, los exportaba a más de cien países de todo el mundo. Por eso le sorprendió la petición de aquella empresa suiza: le hacían un pedido con la condición de que no constara la marca ni que era software español.
Tomó una decisión arriesgada, mezcla de dignidad y audacia, y les contestó: les enviaré su pedido, cumpliendo sus condiciones, siempre que ustedes estén dispuestos a pagar el doble de su precio.
Los suizos aceptaron y el empresario comprendió entonces, sorprendido, el prestigio de la marca España.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Marca? Qué mal suena a eso
Hasta en eso están dispuestos a comercializar, lo venden...
Además de neopijo, el término, suena a palabra de aquel que dijo lo de "pijo ácrata"; que, en realidad, estaba llamándole otra cosa peor. Supongo que el juez lo habrá llamado a declarar por eso ¿O pasó de tan poca cosa y poco tío?
Volviendo, qué me pierdo...
Suena mal dicho así, aunque se hagan cosas estupendas.
Ellos sí que dan vergüenza...
d:D´

Aldabra dijo...

pues sí que está devaluada, sí.

¡que triste!

biquiños.

Ángeles dijo...

¿Pero esto es verdad o es una de tus astucias literarias?
Si es verdad, da tristeza y vergüenza.
Si es creación literaria, te felicito.
Bueno, rectifico: te felicito de todas formas.
Y, como muchas otras veces, me encanta la foto.

Lan dijo...

Ya ves, Beato. Somos una marca, como si fuéramos unos calcetines. Se han empeñado.

Lan dijo...

De acuerdo en lo de triste. Pero así es como nos ven.
Bicos, Aldabra.

Lan dijo...

Para evitar problemas, no es cierto que exista la tal marca ni que se dedique a la informática. Pero el fondo de la historia no me lo he inventado. Es cierto.
Saludos, Ángeles.

d:D´ dijo...

Un país no es una marca.
Es un conjunto de personas con todos sus problemas, con sus necesidades, intereses, etc.
Un país no es un producto...de mercado
Un país no es el gobierno, es el pueblo, pueblos, diferentes
Un país son acuerdos y diferencias
[Un país, en manos de los que juraron con sus manos encima de un libro cargado de supersticiones (despreciando otros civiles evolucionados y que a su lado tenían talismanes primitivos son los que dejan todo en manos de entes extraños, irreales) ya no es un país regido por honestos (¿Quién lo fue?)Es un país MARCADO por el interés de unos pocos para tomar el mejor jamón de a 200 el kilo, de los que usan "spas" con gafas, de los que se siente de otras estirpes]
Habrá que volver a leer "Las ruinas de Palmira"
Un país donde se “desmarcan” sus gobiernos del pueblo, es oligarquía que engendra beneficios sólo para ellos. Ellos, estómagos agradecidos que esquilman las arcas de sus alianzas, con sus alianzas en pos de supuestos.
Las marcas, las hay de muchas clases y ellos se encargan de que sean fronterizas, entre otras.
Deica

Lan dijo...

Siempre me superas, Beato, con tantas cosas como especificas.
Saludos.