23 de noviembre de 2012

Se desarmó el belén



Llega la crisis al portal de Belén. De momento prescindiremos de la mula y el buey. Pero la reestructuración amenaza con dejarnos sin pesebre y, muy probablemente, sin San José, figurón decorativo a todas luces prescindible. Se está estudiando también reducir los Reyes Magos y, no pregunten quién va a caer, está claro que Baltasar lleva todas las papeletas en el ERE. A la estrella le van a quitar la estela por antieconómica y desequilibrante para cualquier presupuesto. Y no se admiten protestas: es lo que hay. Hasta el Papa se suma a los recortes. Son tendencia.

6 comentarios:

Lohengrin dijo...

Ay porfa, porfa, que no me quiten el caganer...

Lan dijo...

Al caganer no lo menciones porque, hasta ahora, pasa desapercibido. A no ser que Benedicto descubra que, en aquellos tiempos, tampoco se cagaba.
Saludos, Lohen.

Anónimo dijo...

Interesante símil.
Veamos:
-Ambos son derecha...Lo que diga el partido va a misa...y sale de ella.
-Eran pobres, lo de la vaca o buey se veía venir
-Tener un "2burro" para ir de aldea en poblado ya era un lujo de "protohippies"
(Aunque un carpintero siempre podría tenerlo, seguramente pues le fuera útil para todo; pastos es posible que aun hubiese; podría ser prestado)
-La tradición se equivoca, como siempre; luego su pontífice los corrige y les dice que eso es una incorporación muy posterior. Seguramente artística prerrafaelina
-En materia teológica el papa es quien tiene la última palabra. Tengamos en cuenta que es infalible en eso; aunque, en eso, también es infalible un lego, cualquier lego ya que la premisa es falsa o está falseada. Luego, cualquier argumento que se pueda decir sobre ello y que a ellos los convenza y los persuada o les venga bien, también va a misa.
Si la tradición está errada y son añadidos posteriores o son sustraídos de anteriores relatos quiere decir que:
-Su libro de libros está relatado conforme a la tradición, es de la tradición y toma muchos argumentos del tipo socrático; nada escrito, todo de "oído", hasta el momento de hacerlo y muy a posteriori. Tengamos en cuenta qué algún que otro historiador que habla de ello, lo suele hacer de forma interesada y suele ser único. Por lo tanto todo está equivocado o es completamente falso.
La infabilidad es una facultad o cualidad, como su palabra inventada, que se autootorgan aquellos que creen, y que creen tener el conocimiento absoluto sobre algo de lo que se habla y al cual le dicen "revelado"[mayor esquizofrenia (des)controlada y aceptada por muchos estados incoherentes no se puede tener, además de primitiva]
Las fuentes, aunque pudiera parecer lo contrario, son completamente desconocidas, desubicadas, incompletas, contradictorias e interesadas. ¿Basadas en la intuición? De alguna manera, de forma ambigua y platónica en el peor de los errores sobre el carácter de las ideas. ¿Aceptan entonces, la infabilidad como la verdad-cualidad dicha por un ser perfecto? Por lo tanto aceptan a las otras religiones sólo para justificar la suya, independientemente de lo que digan o vayan por ahí diciendo lo que dicen que no es por eso…y que bien las llevarían a otro lado. ¿Cómo se explica que entre tantos millones y tan diferentes clanes, tribus, etc., sólo hubiera un pueblo elegido?
Entonces es que también aceptan la telequinesis, clarividencia, etc.
Cada día van metiendo más la pata, aunque una oligarquía tan poderosa es difícil de desterrar. Hay muchos intereses en manos de ricos, los cuales suelen ser pobres en conocimientos sobre esto y se dejan llevar por sus creencias supersticiosas, aunque tengan dos mil o más años y se hallen asentadas en casi todos los continentes...
¿Por qué les gusta tanto contradecirse en cada encíclica en cada nuevo ensayo?
Yo te lo digo:
Económico y sembrar siempre la duda para que así siempre haya alguien dispuesto a leer sobre ello o/y que su tiempo lo dedique a buscar “una verdad”, otra verdad; cuando no hay ninguna verdad que buscar ni hallar.
Lo mejor, ni caso…y por aquí tenía que haber empezado.
Deica

Lan dijo...

Demasiado, Beato, tu comentario.
Gracias.

Aldabra dijo...

a mí estas alturas me da igual, si el belén quiebra a mí no me importa... eso sí, lo siento por los que sufrirán por él.

biquiños,

Lan dijo...

Por el belén que tenemos montado, Aldabra, sufrirán los de siempre. Quizás, en su mayor parte, los que menos culpa tienen y menos contribuyeron a montarlo.
Bicos.