11 de octubre de 2014

Los proactivos

El otro día por la tele uno de esos señores importantes, que trabajan en el Ministerio de Sanidad, dijo que iban a ser especialmente pro activos, o proactivos, en las medidas para combatir el ébola. El saber que el ministerio va a estar en favor de la actividad ante esta enfermedad me llenó de tranquilidad.
Sin embargo, pasado un rato, me dije si es que antes estaban pasivos, o pro pasivos, o propasivos y pensé que solamente habían usado una expresión nueva o poco frecuente, pero que seguirían como siempre, y, además, propasándose también en el uso del lenguaje.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Las palabras que se propagan por el viento se expanden como el propano, vengan de mengano, zutano, butano o de fulano que con sus juicios de valor echan por tierra las promesas que jamás cumplieron, ni cumplirán.
¿Con qué propuestas nos vendrán ahora estos desgraciados? :|´

Ángeles dijo...

Me acuerdo de aquello de "una palabra tuya bastará para engañarme". ¿O no era así?

Lan dijo...

No lo sé, Anónimo. Pero sean cuales sean las circunstancias, ellos se inhibirán de todo.
Gracias por tu comentario y un saludo.

Lan dijo...

Sí, y según estas personas, también puede engañarse proactivamente.
Saludos, Ángeles.

Zeltia dijo...

y no viene en el diccionario de la RAE

:)

Lan dijo...

A los políticos eso, como todo, les da igual. El caso es modelar con palabras inventadas las realidades que cambian a su antojo.
¡Qué cruz, señora!
Abrazos, Zeltia.