20 de diciembre de 2014

Comieron perdiz muerta

Fueron felices y comieron perdices.
Lástima que, antes, alguien hubo de cazarlas. Pero la gente sólo aprecia el final del cuento, porque lo de andar por ahí tras esas preciosas gallinitas de campo les parece funesto, un atávico atraso, un sacrilegio ecológico merecedor del más fulminante anatema medioambiental. Matar, sangrar y destripar, mejor que sean tareas para otros.
-Ay, pues a mí póngame una racioncita de tostoncito ibérico o de lechacito de oveja churra. Porque ambos serán genuinos, criados en la fresca dehesa y en los verdes prados. ¿Verdad?
-Sí, señora y matados a besos, previa sedación. ¡No te jode!

8 comentarios:

d:D´ dijo...

El puritanismo es lo que tiene que adolece de escándalo para el interés cursi y urbano. Pero si del hambre fuera que más de un crédulo ecólogo de teórico abrigo necesitase sin esas penas por necesidades.
Y otro gallo, riéndose vivo, les cantase
[A mesa y plato puesto no hay ascos qué hacer sino educandos incoherentes. Opulencia me parece la de esos]
Deicaludos

Descalza dijo...

S I N C O M E N T A R I O S...

BUENO, SI, UNO. :P


¡FELIZ NAVIDAD!
CELEBRADA CON PAVOS MATADOS A BESOS Y JAMONES ADORMECIDOS CON MIEL Y CANTOS GREGORIANOS.
Jajajajaja

Lan dijo...

Gracias por ese comentario, Beato. Con tu peculiar estilo, por supuesto.

Lan dijo...

Gracias por tu parco comentario, Descalza.
¡Feliz Navidad!
Que te sienten bien esos pavos mimados, también los jamones melosos y que no te canse el monocorde gregoriano.
Apapachos.

Ángeles dijo...

¿Y cuánto se tarda, más o menos, en matar a besos a una perdiz? Lo digo porque eso encarecerá mucho el producto final, ¿no?

Lan dijo...

Quizás, Ángeles, dependa de lo cariñosa que sea la perdiz pero, hasta ahora, no hay registros.
Pero seguramente tendrán datos en los grandes mataderos de cerdos ibéricos, dado el precio al que cobran el jamón.
De las perdices, que sólo se dejan besar después de muertas, sólo puedo decirte con certeza que cuesta más matar una perdiz que lo que vale una perdiz muerta.
Saludos. :-)

Zeltia dijo...

Que razón llevas...! Yo me haría vegetariana, siempre lo digo.
Aplaco mi conciencia con el jamón.Es que está tan bueno el jamón... y no se puede ser perfecta.

Seguro que con el tiempo, nuestros futuros para quienes seremos pasado, nos mirarán atónitos desde su sociedad, con sus carnes sintéticas. Algo así como nosotros pensamos que "como gente buena" podía ver como normal tener esclavos.
que sé yo.
me encanta decir chorradas.

Lan dijo...

Hay un gozo especial en tomar, siempre que se pueda, las cosas que el campo ofreció siempre.
Me siento muy bien cogiendo setas, hongos, cardillos, espárragos silvestres; también cogiendo leña o piñas para el fuego y también, cuando la suerte me sonríe algún conejo o liebre o perdiz o becada o torcaz que desde niño son cosas que siempre se comieron en mi casa, aparte de esos gorrinos que también se criaban, las gallinas y todo eso.
Así que no tengo ningún remordimiento de conciencia por lo que hago y más teniendo en cuenta que todo bicho que comemos alguién lo tuvo que matar en un matadero industrial.
También tengo perros que no están capados y que llevan una vida feliz viviendo en un corral y acompañándome en el campo.
Así que mi vida es un poco variada, sobre todo, por esos ratos ancestrales. ;-)
Abrazos, Zeltia.