15 de mayo de 2009

Usos y costumbres


La Isidorita tenía la costumbre de cortarles el cuello a los abrigos, chaquetas y demás prendas propias que lo llevaran. Con tales prendas así mutiladas, paseaba por doquier con cierta sonrisilla distinguida. Además, siendo rubia natural, se teñía de negro porque decía que le favorecía. También disfrutaba mucho sacando a pasear a su gallina Fabia
- ¿Qué le pasa a esta chica?
- Pues, no lo ve usté: que está tonta.
- No, si digo que de qué le viene.
- Ah, eso… pues dicen que por lavarse los pies con agua fría cuando tenía la regla. Pero, vaya usté a saber.

4 comentarios:

Zeltia dijo...

muy verdad, sí señor. No lo creerá usted. pero todos hemos conocido a alguna que se quedó tocada de la azotea por ser demasiado limpia en dias en los que más conviene lavarse!
y más antes, con aquellos paños de algodón que blanqueaban al sol
porque ahora con los tampones, ni siquiera llega la sangre al río. digo al tanga.
me he puesto un poco bloody; espero no herir sensibilidades un pouquiño absurdas isto chámase unha de cal e outra de area

Lan dijo...

No has herido la mía, desde luego. Y qué curioso que estas cosas pasaran justo cuando la adolescencia que es cuando suelen manifestarse las enfermedades mentales...

Zeltia dijo...

Tremendo: nuestras madres creían que si tocaban las plantas estando con la menstruación, se secarían.
De ahí a considerar a las mujeres "impuras" de algunas culturas, no hay mucho ¿eh?

Lan dijo...

En el tipo de impureza en el que caen las mujeres solemos hacerlo los hombres también. ;-))