27 de junio de 2009

Efeméride

Era viernes. Tuve mi último examen. Fue una prueba oral. Pese a los nervios, lo hice bien. Aún tuviste tiempo de enterarte. Luego empezaste a agonizar. Inexplicablemente me quedé solo contigo hasta que te moriste. Entre mi madre y yo te amortajamos, desmadejado y tibio. Después la casa se llenó de gente. Me derrumbé, empecé a llorar y a decir tonterías. Antonio el Lobo me llevó frente al Infantado y se fumó unos cigarros conmigo, entonces fumaba, consolándome. Por la noche se hizo el velatorio en casa. Hoy es el único día que recuerdo lo que hice hace cuarenta años.

.

8 comentarios:

Piel de letras dijo...

Lamento tu tristeza. Esas efemérides nostálgicas que marcaron tan profundo.

Te abrazo especialmente este día.

Flor y Nata dijo...

Un beso enorme!!!. No se ha ido de tu lado. Está en ti lo mejor suyo. Tus padres eran inmensos. Tu lo eres.
Bss

Lan dijo...

Gracias por el abrazo y por la compañía, Piel de Letras.

Lan dijo...

Siempre queda algo de nuestros padres en nosotros. Pero mis padres fueron gente normal y, en especial mi padre, tuvo muy mala suerte con esa salud, que no sabemos muy bien quién la reparte. Pero te agradezco tus palabras, Flor y Nata.

Flor y Nata dijo...

Me reitero en lo que dije. Gente genial es la que tiene un gran corazón y son como tú dices, normales. ¿Qué más deben tener para ser geniales?.
Bss

Lan dijo...

Bueno, no es por llevarte la contraria, Dios me libre, pero el diccionario atribuye a la palabra genial un montón de atributos. Y tampoco normal es sinónimo de genial... pero si tú dices que geniales... pues más vale que sobre que no que falte :-)
Y no digamos que digamos pero tampoco digamos que no digamos :-))

zeltia dijo...

jajaja Lan, casi tiene flor y nata que pedirte perdón!
:-)
el aniversario de la muerte de tu padre es el aniversario del nacimiento de mi hijo.
aunque en distintos años.
ya ves como es la vida, que diría, probablemente, tu padre.

Lan dijo...

Ya me di duenta de los del aniversario, Zeltia, y pensé lo mismo que tú.