5 de junio de 2009

Botox

(Tomada del El País, 5-6-09)
¿Cómo podemos extrañarnos de ver aparecer a Berlusconi rodeado de jóvenes muchachas en top less o desnudas o despelotadas en esta Europa del aborto y del condón y de la píldora del día después? Parece un contrasentido. ¿Qué más da que le adoren y las presente a las elecciones y le llamen papi? ¿Es que el buen abuelete Berlusconi no tiene derecho al amor libre? Lo único que reza, nunca mejor dicho, en su contra es que, teóricamente, Il Cavaliere, se opone a todo esto y ora por la moralidad y la familia codo con codo con su Santidad il Papa. Un genio.

5 comentarios:

lohengrin dijo...

Lo que ya es de genios es lo de los italianos votándolo...

lohengrin dijo...

Bien mirado,nosotros vamos por el mismo camino

Lan dijo...

¿Los italianos, dices? Y si se presentara en Europa ganaría por mayoría aplastante.

Zeltia dijo...

es que no podemos evitarlo:
un hombre, ya se sabe decimos comprensivos.
"pero eso si, mi mujer, una santa"

Ahora nos vamos a extrañar.
pelillos a la mar

Lan dijo...

Sí, nos tratáis como si no tuviésemos remedio.
¡Qué humillación tan denigrante!