12 de agosto de 2009

Bubión


En Bubión visitamos una casa alpujarreña que conservan como si fuera un museo. Quizás lo sea. Pasamos y descubrimos, como tantas veces, las muchas similitudes de la vida en todos los lugares. Aparecen las mismas herramientas, utensilios, aperos, pertrechos, enseres, alcobas, alhacenas, lagares, trojes… y hasta los mismos símbolos inmemoriales, reclamados como universales por nuestra amiga la arqueóloga griega. Adornan éstos puertas, ventanas, paredes y techos. Es la vida de siempre que se nos va escapando gota a gota y cuyos símbolos comunes, antiguos y oscuros se ven tenazmente sustituidos por los de la Coca-cola y el McDonald y…
.

2 comentarios:

zeltia dijo...

oh la radio (antigua) con el florero encima! eso si lo ve almodovar lo utiliza como atrezo en su próxima pelicula.

me hubiera gustado a mí ver una de ésas por dentro y más porque era otoñito cuando yo estuve y cua´ndo iba bajando el sol, hacía un frío de carallo.

Lan dijo...

Supongo que te habrían parecido, como a mí, muchas cosas familiares. ¿Sabes la cantidad de castaños que hay en Sierra Nevada? Ellos tienen o tenían una fiesta parecido al magosto.
Saludos, Zeltia.