30 de septiembre de 2009

Anterior al spray de autodefensa


La verdad es que la chica era muy mona. No era, por otro lado, nada provocativa ni en sus modales ni en su forma de vestir y sólo desentonaba en su atuendo, normalmente elegante y discreto, un bolso alargado de piel suave y flexible que permanentemente le pendía pesadamente de un hombro.
- Chica, no te separas del bolso. Siempre te veo con él en bandolera.
- Pues mira, porque estoy harta de que me toquen el culo.
- ¿Y con el bolso lo evitas?
- Pues sí, porque dentro llevo una plancha… y las costillas de alguno ya la han catado.
.

5 comentarios:

Metalsaurio dijo...

Pues sí que es guapa la chica...y precavida, jeje!

Lan dijo...

Pues sí, Metalsaurio. Y que para salir por ahí a ciertas horas y tomar copas en ciertos sitios hay que tomar precauciones y, como decían los antiguos, que en la vida hay que saber defenderse...

zeltia dijo...

eso es algo muy corriente.
cuando yo "salía" habitualmente los fines de semana hasta altas horas de la madrugada, cuando volvía a casa, en el trayecto que tenía que recorrer del coche al portal -a veces 5 minutos- resonando mis tacones en las aceras vacías, siempre iba en mi mano un recorte de acero en forma de cilindro, que pesaba 1 kg. con aristas afiladas, que me regaló un amigo que trabajaba en una fábrica, especialmente diseñado como arma defensiva.
me aportaba mucha seguridad
lo del spray mucho más cómodo, donde va a parar!,
aunque yo creo que no lo necesito.
primero: la madrugada me sorprende pocas veces fuera de casa
y segundo: siempre pienso que de alguien arriesgarse a violar a alguna mujer, preferiría otra más joven!
:-)

Ángeles dijo...

Pero los 'tocaculos' no salen únicamente de madrugada. En el autobús van a cualquier hora, especialmente si es hora punta. Yo creo que para ellos, eso es el paraíso.

Lan dijo...

Vaya, Zeltia y Ángeles, os veo puestas en el tema. O sea, que razón llevaba mi amiga con la idea de peinar a alguno a plancha.
Un cordial saludo a ambas.