6 de septiembre de 2009

Cabrahigo


Parece que allá donde se cultivan higos se ha mejorado la producción, como en tantos lados, a fuerza de seleccionar y probar variedades y sistemas de cultivo. Sin embargo, lo que me llamó la atención fue que los cultivadores colgaban de sus higueras seleccionadas manojos de cabrahigo, que es higo bravío, loco, salvaje, porque, al parecer, es el que mejor poliniza al higo normal, domesticado, seleccionado. Así tenían que combinar los trabajos más sofisticados de selección con una vuelta a los orígenes silvestres de la planta. Tal vez a las personas, en más de un sentido, nos conviniera lo mismo.
.

4 comentarios:

Zeltia dijo...

:-)
sepas, que tu reflexión, esta vez, me hizo pensar en hombres mostrando su faceta de macho en contraposición con el hombre culto, educado, cortés...

no tengo yo interiorizado "lo masculino" con lo más macho, ni lo prefiero -por norma general, siempre hay excepciones-, pero debió ser eso de polinizar
porfavó porfavó
que mente.

Lan dijo...

Era lo que se pretendía. ;-)

Piel de letras dijo...

"Higos domesticados que se mezclan con bravíos". Me acordé de la película que vi el viernes (The ugly truth). Un macho medio salvajón, loco y una civilizada, seleccionada mujer culta y muy controladora.
Al final ambos se aceptan tal cual. Que es lo importante. "Que bueno y malo mezclado, en regular se convierte" (es una canción de una vieja película en blanco y negro)

Besos, muchos.

Lan dijo...

Los extremos contrarios, de momento, se atraen más entre sí que los afines. Luego ya, para largo...
Besos.