6 de septiembre de 2009

Tequila (Reposado)


Compré una botella de tequila en la licorería. Recordé las parcas enseñanzas sobre la bebida que me proporcionó la mexicana Piel de Letras. Y así, luego de adquirirla, pase una buena parte de la tarde agarradito a un tequila reposado José Cuervo especial, de una casa fundada en el 1795, en el estado hermano de Jalisco que para eso tienen allá a la otra Guadalajara, a la grandota, que, a estos americanos, todo les viene gustando grande. Y me dije, amiga, ya lo probé, y a tu salud, pues a ti no te dejaron mandarla. Cumplida quedaste.
.

7 comentarios:

Piel de letras dijo...

¡Gracias!
De verdad me causó mucha frustración no poder enviarla. Aunque el dependiente que me la vendió, según él entendido de esas cosas. Aseguró que si la bebida no pasaba de un litro se podía mandar. Cual va siendo mi sorpresa que ni en DHL ni UPS, y mucho menos correos de México está permitido. Incluso intenté enviarla de USA, pero tampoco se pudo. Me alegra de verdad que finalmente lo probaras.

¡Un beso entequilado!

Piel de letras dijo...

Hablando de parquedades. En noviembre cumplo 48 años Y JAMAS ME HE EMBORRACHADO. Creo que va siendo hora. No se puede una morir sin haberse puesto "hasta las chanclas", cuando menos una vez, en toda una vida.

;-)

Piel de letras dijo...

(lo anterior fue un Post scriptum)

Mas besos

Zeltia dijo...

¿y está bueno el tequila?

en ocasiones, saliendo en grupo, alguien tenía la idea de la botella de tequila, y ese ritual que le acompaña a la bebida. (al menos por estos lares)
yo tomo tequila, y al minuto mi cabeza flota, es como si me lo inyectaran en vena! una sensación muy desagradable: ni me gusta el sabor ni el efecto.
supongo que nunca supe tomarle el punto a esa bebida, probablemente por no haberme enseñado buenos conocedores.


:-)

piel de letras: estupendo que no te hayas emborrachado, y que nunca lo hagas, que se pasa mal mal.
la verdad que yo, borracheras de las serias, creo que solo cuando era jovencita, por aquello de no saber calcular.

:-)

Lan dijo...

Qué manía os ha entrado con emponzoñaros, sobre todo a ti Piel de Letras. Qué no, qué no se trata de eso, se trata de que cuando uno va puestecito (sin llegar a ir pedo perdido) hay veces, y no siempre, que se perciben rincones de la realidad nunca observados.;-)
El tequila que me recomendó PIel de Letras es tequila reposado, que no es blanco sino color tostado y recuerda mucho al brandy español. Si no lo aguantas sólo hace buena pareja con la cola o el limón.
Y, por favor, tened ambas cuidado con el tomate.
Sí, con el tomate, lo digo en serio:
Con el tómate una, tómate otra...;-)

Piel de letras dijo...

Zel
Lo que pasa es que según tengo entendido, el tequila blanco es el que pega como patada de mula. Casi alcohol puro. Arden el gaznate y los ojos. El reposado y el añejo son otro cantar.

Lan
A mi me produce ese mismo efecto de percibir rincones de la realidad nunca observados el ver la superficie tornasol de las pompas de jabón "ingrávidas y gentiles". ¿Eso vale?
;-)

Lan dijo...

Vete a saber, Piel de Letras, como iba el señor Machado cuando lo escribió. :-)