2 de febrero de 2010

Hijos de puta

El cuerpo me ha pedido siempre definir a algunos políticos con el título de este artículo. Pero, mi natural mesura y la cortesía en que me educaron, siempre lo ha impedido. Sin embargo, escuchando a doña Esperanza Fuencisla Aguirre y Gil de Biedma, Presidenta de la Comunidad de Madrid, licenciada en Derecho, Condesa consorte de Murillo, Dama del Imperio Británico, ex Ministra de Educación y Ciencia, ex Presidenta del Senado y más cositas, llamar con tal apelativo a un político correligionario suyo, he comprendido, sin necesidad de más explicaciones, que, lejos de la exageración, no andaba yo muy desencaminado.

2 comentarios:

zeltia dijo...

pero además, no es "un" hijodeputa
es "el" hijodeputa
lo que le confiere a sus ojos una categoría
que a ver si vamos a ser todos iguales ahora.

pero mira, ya que no sirven para otra cosa,
al menos que nos diviertan!
¿te vienes al circo?

Lan dijo...

Sí, Zeltia, es verdad. Es el hijoputa.
Un circo de payasos que hacen juegos malabares con nuestras vidas.