21 de agosto de 2010

Club de Fumadores de Alta Montaña

Por favor, sea civilizado, no irrite a sus conciudadanos. Éstos ya están suficientemente mortificados por la contaminación que les regala cotidianamente la era industrial, acosados por óxidos, monóxidos, dióxidos y peróxidos, hundidos en el averno del azufre, cloro y nitrógeno urbanos, morando entre las poluciones más civilizadas. No sea para ellos un motivo añadido de desasosiego. Disfrute del aroma de ese veneno, libremente elegido, en un ambiente puro, limpio, sin mixtificaciones. Venga a nuestro Club de Fumadores de Alta Montaña. Busque la armonía, porque, aunque también el tabaco mata lentamente, nuestro club es, al menos, un lugar sin prisas.

7 comentarios:

Piel de letras dijo...

Y bueno, estando en la montaña, mas oxigenación al cerebro ¿no?
Jejeje

Yo volví a fumar este verano... no fue mas que una "ventolera" (como dice mi mamá) que espero sea circunstancial. Estaba convirtiéndome en fumadora pasiva, mis amigas son como chacuacos. Fuman desde que se levantan. Así que como al 5to día de vacaciones, comencé a acompañarlas.
Desde que volví a mi ranchito no he vuelto a tocar el tabaco.
Pero con eso de que no se puede meter mas manos al fuego por nadie, no digo que de esa agua no beberé nunca mas.

Lan dijo...

Lo que nos rodea hace que, algunas veces, nos planteemos con condescendencia las cosas que se consideran placeres y que muchos de nuestros bienintencionados semejantes llaman vicios o, más finamente, dependencias. Tal vez sea porque algunos de esos placeres pueden matar, pero la vida lo hace con toda seguridad.
Me parece bien, Piel de Letras, que cada cual pruebe cuando quiera el agua que desee.

Lohengrin dijo...

Placer de dioses fumar en las cumbres,ascendidas entre toses y ahogos...y ahora, que la ministra de turno se preocupe por mi salud.
Aunque siempre hay que mirar de dónde viene el viento para no molestar a ningún talibán...

Lan dijo...

Lohen, me permití la licencia de apuntarte. Aunque te advierto que allí no llegan los taxis.
Un abrazo.

lohengrin dijo...

¿Cuándo es la próxima cita?

zeltia dijo...

Qué ocurrencia!

...

(no había sitio en el comedor para no fumadores del club de alta montaña, tuviste que ir al otro y te cogiste tamaño cabreo?)

Me gustó lo del talibán de Lohengrin -y estoy curiosa por el sobrenombre-

Lan dijo...

Zeltia, supongo que eligió Lohengrin porque le gusta la ópera. Sí, ya sé que Lohengrin era un caballero, pero ella es muy particular y muy suya.
Suelo ir a comedores de fumadores siempre que puedo. En ellos suele haber sobremesa.