13 de diciembre de 2011

Diciembre

La niebla se dedica a posponer los amaneceres y éstos duran, a veces, todo el día y, entonces, anochece sin terminar de haber amanecido. La gente, que está a otras cosas, no aprecia estos detalles ni le importan. Pero, en estos diciembres de montes ateridos con sus suelos rojos de hojas húmedas y blandas de marojo, el silencio se alía con la niebla y ambos llenan las barrancas ocultas, desiertas y olvidadas de un humo blanco y frío, de un humo que moja al que se interna en él y le hace sentirse dormido, por un rato, en su mortaja.

6 comentarios:

Aldabra dijo...

diciembre de nieblas
ventoso y frío

es mi mes.

nací un diciembre en el que nevó, mi bisabuela materna pensaba que no viviría de tanto frío que hacía.

una casa humilde

amor y miedo maternos
-mi madre siempre tuvo miedo_

amor y silbidos mañaneros
-mi padre siempre silbaba por las mañanas mientras se aseaba_

nací un treinta y uno
de diciembre
ya no había otra posibilidad,
apuré hasta el final
arriesgándome.

nunca me lo había planteado de ese modo.

las nieblas de tu escrito trajeron todo esto a mi memoria y aquí se quedará.

biquiños,

Aldabra dijo...

todo mi desvarío podría deberse a qué acabo de ver muchos capítulos de "En terapia"?

¡Como me gusta esta serie!

Me he guardado los dos últimos para mañana,
para apurarlos,
hasta el final,
arriesgándome

nunca me lo había planteado de ese modo....

las nieblas de tu escrito trajeron todo esto a mi memoria y aquí se quedará.

biquiños,

Lan dijo...

Parece que las nieblas te han traído una tarta casera y agridulce de nieve y de recuerdos, decorada solamente por silbidos lejanos.
Que te aproveche, Aldabra.

Lan dijo...

No tengo ni idea de esa serie. Pero disfruta de sus dos últimos capítulos ya que los has guardado como el que guarda los dos últimos cigarros para el rato adecuado.
Bicos, Aldabra.

Piel de letras dijo...

Me gustan la niebla y la montaña. Los días sin sol de la costa de Ensenada. Los cerros son como bailarinas con un tutú de niebla. Nubes bajas que los abrazan amorosas.

Lan dijo...

El mundo es un espectáculo bello pero, según las ocasiones, nos sugiere unas cosas u otras.
Saludos, Piel de Letras