21 de febrero de 2012

Por ahí andamos


¿Se inventó la vida? ¿Existe o es sólo una idea? ¿Alguien la conoce? ¿Llamamos vida a algo objetivo o simplemente a lo que hacemos? ¿Puede aprenderse? ¿Podrían crearse escuelas de la vida? ¿Será un oficio que con la práctica se aprende? ¿Es una memoria que, una vez completada, simplemente se acaba? ¿Es un conjunto de planes que imaginamos, para vivir luego sencillamente lo que termina por pasarnos? ¿Son todos sus instantes iguales y duran lo mismo? ¿Será sólo continuar? ¿Es, quizás, una especie de costumbre? Bueno, al menos, cada año nos damos una vuelta, por ahora gratuita, alrededor del sol.

4 comentarios:

Insumisa dijo...

-Cada uno se la inventa.
-Si es, existe.
-La conoce, sí, pero algunos no se percatan hasta que se mueren.
-Ambos, puede ser objetivo o solo lo que hacemos, con o sin rutina.
-¡Claro que puede aprenderse!
-Jejeje la escuela de la vida está en cursos permanentes. Solo que los graduados no regresan a platicarte cómo salieron sus calificaciones.
-Simplemente te gradúas. La toga es de madera. Rígida para mi gusto.
-Es uno y todo al mismo tiempo.
-Instantes solamente. Relativo su metro. Conteo de instantes que no termina. Por eso la sensación/ilusión de continuidad.
-Es costumbre si te acostumbras.
FIN
(no me cuadran las respuestas eternizadas y redundantes a los post, pero esta entrada lo ameritaba)
Saluditos contentos

Lan dijo...

Muy bien, Insumisa. Eso es dar respuestas.
"Esta entrada lo ameritaba", "No regresan a platicarte" (Bonitas expresiones que por aquí no usamos).
Así que gracias por un comentario que supera con mucho el articulito.
Pasaremos como podamos hasta que nos pongan el pijama de madera.
Saludos optimistas.

Aldabra dijo...

la vida es lo que cada uno quiera que sea.

y sí que puede aprenderse, a veces hasta se necesita ayuda profesional para eso porque es muy difícil enteder a veces lo que la vida hace con nosotros y con las personas que queremos.

biquiños,

Lan dijo...

Claro que se necesita ayuda, Aldabra. Tal vez por eso, para algunos, son buenos estos blogs. En ellos vertemos para desconocidos lo que por nuestras cabezas pasa. Y, por extraño que parezca, encontramos sorprendentes compañías.
Es una ayuda no esperada y gratuita que, tal vez, nos libra de otras ayudas necesarias y obligadas.
Bicos.