11 de febrero de 2012

A quienes me hacen compañía

Lo artístico, para serlo, ha de tener utilidad. Hablando de escribir, no sirve, aunque lo hagamos, el escribir solamente por gusto. Aunque disipe la soledad del tiempo, no será arte.
Cuando quien lea unas palabras sienta el brote de una revelación interior, lo escrito habrá obrado y, sólo entonces, servirá. La utilidad del arte -la interpretación de nosotros mismos, de los demás y de la vida- es la verdadera comunicación. Es la aparición de algo ante nosotros que, habiendo permanecido en la penumbra, vemos claro por primera vez y que, por tanto, descubrimos. Es la grata y verdadera compañía.

10 comentarios:

Isidro dijo...

Y si lo demás te entienden, ¡ya es la hostia!

Un saludo

zeltia dijo...

Entonces las obras artísticas que no producen eso que dices no son útiles?
o no son arte?

Lan dijo...

Vaya puntito que le has añadido, Isidro.
Saludos.

Lan dijo...

De esto se puede escribir o hablar mucho, Zeltia.
Pero el asunto es que, a mí me parece, que las que no producen eso no son artísticas. Aunque puedan ser otras cosas y hasta venderse bien. Pero, a mi modo de ver, el arte de verdad siempre nos lleva más allá. Lo otro es otra cosa.
Bueno, pero, ya sabes, a lo mejor no llevo razón.

Aldabra dijo...

¿Qué es arte?, dijiste mientras clavabas tu pupila, en mi pupila castaña.

Vaya follón esto del arte que no hay dos opiniones iguales, no digo más.

biquiños,

zeltia dijo...

si que con este tema se ha escrito y hablado tanto que agota.

supongo que para cada persona la emoción que le mueve a considerar algo como artístico es su propia sensibilidad. Y educar esa sensibilidad, también, claro.

Insumisa dijo...

Sí sirve, si sirve para el que escribe. Y cantó una carreta.

Jajajajaja

¿o cómo era? ¿carro o carreta?

Lan dijo...

Tú lo has dicho, Aldabra.

Lan dijo...

Cada uno hacemos lo que podemos, Zeltia.

Lan dijo...

Cuando habla una mujer, canta un carro.
En realidad, Insumisa, el dicho, machista como tantos, dice:
"Cuando habla un hombre, canta un carro."
Pero, en tu caso, no sé por qué me pinta, el cambio le viene bien al dicho.
Lo de las carretas es otro dicho: "Más pueden tetas que carretas". Dicho sin ánimo de ofender.