23 de abril de 2012

En conciencia


- Las gentes, a quienes de verdad les apasiona el fútbol, no gozan, en rigor, del espectáculo. Un verdadero aficionado sabe muy bien, antes del partido, quién quiere que pierda.
- Dirá usted quién quiere que gane.
- No, porque es un placer mayor y más morboso gozarse en la derrota del vencido.
- ¿Y no es lo mismo que gozar de la victoria de los tuyos?
- No, porque así el placer es doble: el principal es el de la derrota de los otros, la victoria es un placer añadido, pero sin importancia.
- Usted está tonto.
- ¿Sí? Pues pregúnteles a los aficionados. En conciencia.

4 comentarios:

Ángeles dijo...

A mí el fútbol es algo que me resulta completamente ajeno. Pero en general, con el asunto de las derrotas y las victorias deportivas, tengo un problemilla, y es que siento más pena por el que pierde que alegría por el que gana. A lo mejor por eso me mantengo al margen, porque nunca disfrutaría ni de una cosa ni de otra.
O a lo mejor es que yo también estoy tonta.

Lan dijo...

Yo creo, Ángeles, que el fútbol es un raro espectáculo, si es que se le puede llamar así, en el que todos van a sufrir. Por eso digo que no estoy seguro de que sea un espectáculo. A mi juicio siempre hay un trasfondo en él de violencia.

Aldabra dijo...

yo quería que ganara el Barça y ha perdido... pero no pudo ser.

biquiños,

Lan dijo...

Ni ganó el Barça ni ha ganado el Madrid. Por una vez las dos aficiones se sentirán hermanadas por la desgracia y bueno será, de ser así, que alguna vez se sientan hermanadas por algo.
Bicos