3 de noviembre de 2012

Creencias y sospechas



Distribuyen el doble de la mitad de su conciencia, gramo arriba o abajo, sin reconocer, ni en privado, que la utilizan poco. Altruistas, donan transfusiones de ánima para desanimados. Desprendidos, se prestan a injertos de la propia moral para clonarla en desmoralizados. Regalan amor sin usar, amor supremo, según ellos, para regenerar el amor terrenal, viciado por el uso, de los degenerados. Y dan, sobre todo, de lo que no tienen, porque la remesa de lo que se carece no se acaba. Y viven, majestuosamente respetados, de divulgar, sin admitir nunca vender, lo que fraguan de la nada: otra vida.

8 comentarios:

d:Deíca-r dijo...

Venden humo y nunca mejor expresado en tus palabras...
Se han vuelto tan complejas, con un aparato extenso que es difícil verlo claro por cualquier profano; aunque en realidad sean tan paganas y primitivas como la más sencilla. Además buscan, todas, lugares de encuentro, de peregrinaje que refuerce sus vínculos y, que con ese carácter lúdico, vaya dejando posos...de dudas, sembrándolas.
Habría que abrir los ojos a muchas gentes para que se dieran cuenta que lo que adoran, idolatran o desean son intangibles endiablados que no van más allá de puros embaucamientos que los conducen de nuevamente a más dudas sobre dudas.
Además, los abotonados, algunos, sus portavoces hablan desconociendo, de antemano, el mundo al que dirige sus palabras y es aquí donde suenan raras, incluso fascistas, maléficas. Habla como acusando, señalando que todos son, de antemano, pecadores y que sólo a ellos solos les corresponde enseñarles el "verdadero" camino. Como si no hubiera otro camino, además de ése, el único, el "verdadero" sólo el de ellos,
Cuando una sociedad avanzada, o esos creíamos, deja que sus charlatanes, independientemente de quienes, pasen a hablar en cualquier medio y de forma continua; lo más seguro es que esa sociedad comience a dar pasos atrás.
Lo peor de ciertos gremios, no más sabios, ni más listos que el vulgo que puebla las calles, sí más poderosos como para ir metiendo cizaña, su cizaña, es que, por todos los medios creen que hay una vida mejor para los demás (ellos ya la tienen mejor, además de cierta fama que es lo que buscan para salir en los libros de historia y así ser eternos) pues ellos ya disfrutan como dioses de ésta y, además, intentan vender que en esa otra todos serán iguales...¿A quienes, a ellos?
Cuando alguien vende humo y terrenos en la luna te está vendiendo un sueño innecesario pues primero te tendría que dotar de trajes para el viaje, su viaje.
Pues yo prefiero viajar a otros lados, aunque estén en éste y tener un terrenito propio aunque sea en el fin del mundo y su valor sea cero
Deica

Lan dijo...

Gracias, Beato, por tus comentarios.
Pero yo solamente quería decir que hay gente que te ofrece otra vida, que además es eterna, sin ningún fundamento.
Saludos.

d:D´ dijo...

Sí, y a esos también me refería yo, claro; aunque tú lo conceptualizas con mucha sutileza. De eso no hay duda, de tus menos de cien en tus manos...
Breves saludos
Deica d:D´

Lan dijo...

De acuerdo, Beato.
Gracias.

Aldabra dijo...

¿otra vida?

falacias... a mí ya hace tiempo que dejaron de engañarme.

biquiños,

Lan dijo...

Claro, Aldabra, otra vida. Y, ya puestos, eterna.
Bicos.

d:D´ dijo...

Y además eterna, caray, durísima.

"La vida eterna es una pérdida de tiempo"

Breves

Lan dijo...

Eterna, eterna. ¿Por qué conformarse con menos, Beato.?